Hilando visiones

Hilando visiones

Damián Suárez es un artista visual que hace Op-art con kilómetros de hilos.
Fuente  Soy Homosensual

 

Damián es un artista Venezolano residente de la Ciudad de México, nos invitó a su taller, donde pudimos entrevistarlo. En su taller, las paredes están adornadas con algunas de sus obras, muchas a las que llama “experimentales” ya que son obras que se alejan de su inspiración típica: la investigación científica.

Sus obras son hechas a base de hilos que son enrollados y tensados alrededor de paneles de madera. Algunas de estas obras necesitan tan solo un panel de madera, pero la mayoría de ellas son una combinación de cientos de paneles pequeños.

Uno de sus cuadros “experimentales” es “Desde la ventada de Sinclaire” para la cual  el artista tomó inspiración en una de las escenas del Demián, de Herman Hesse. Ha hecho muy pocos cuadros inspirados en obras literarias, y otro de sus cuadros de ese estilo ha sido “La Nada“, inspirado en una de las escenas finales de Muerte en Venecia, de Thomas Mann.

Luego, nos mostró obras que tenían una influencia más científica. Estas obras estaban hechas a base de hilo blanco y negro, y fueron parte de su primera exposición individual: Fenotipo de la luz.

“Es un trabajo fundamentalmente de geometría, de composición óptica. Busco crear estímulos que generen movimientos, relieves, sensaciones;  lo que yo quiero es ir más allá del ojo, ir al cerebro”. Explicó Damián.

Ahora, Damián ha estado trabajando más con el color, pero siempre con el mismo fin de crear un efecto que llegue directamente al cerebro del público, no sólo a sus ojos.

angiografia2_lateral

¿Cómo llegó a ser artista? 

Damián salió de Venezuela hace casi seis años, y vivió en SantiagoChile antes de llegar a México, donde ha vivido por tres años y medio.

En Santiago, trabajó principalmente como comunicador en la televisión, mientras desarrollaba faces experimentales de su trabajo plástico.

“El arte contemporáneo tiene el desafío de incorporar las comunicaciones y la tecnología para aumentar la proximidad del arte y la sociedad. Pero cada vez con mas frecuencia las personas salen confundidas y decepcionadas de museos y galerías. Me cuesta aceptar que el arte sea caprichoso;  para mí, por mí. Me parece que la comunicación es fundamental, y que el arte definitivamente debería comunicar cosas interesantes, constructivas, reflexiones, planteamientos, lo que sea, pero comunicar”. Aseguró.

Cuando Damián decidió dedicarse al arte, lo hizo con la finalidad de comunicar; de hacer que la gente al ver sus cuadros, más que entender un significado dado por la experiencia asociada a lo figurativo, reciban el mensaje sensorial que intenta codificar en sus cuadros.

¿Cómo surgió tu técnica? 

“La primera vez que tuve una aproximación con estas cosas yo era chavito. Fui con una vecina que estaba haciendo tejidos, bordados y cosas raras. Me mostró lo que hacía y yo me puse a trabajar en una cosa gigantesca con ella”. Explicó.

Esto sucedió cuando Damián tenía nueve años, por lo que luego de un tiempo le aburrió “como a los niños les aburre todo”, y se alejó de ella.

Su segunda aproximación fue en la adolescencia, Damián hizo diferentes experimentos con textiles y posteriormente con un colectivo de artistas instauró una línea de diseño textil “Mona Rosa” con la que afinó su técnica y las posibilidades del hilo en la construcción de objetos.

Mi trabajo está a kilómetros de ser arte textil a pesar de su tipo de constitución a partir del hilo. Sería un error absoluto llamar a mi trabajo arte textil”. Dijo Damián.

Esta experimentación fue una de las influencias más importantes para el desarrollando su propia técnica. Una técnica nada fácil.

“Mi técnica es muy exigente para mi espalda y mis ojos. Pero si esto fuera más sencillo, me quedaría con mucha energía interna. Esto me da la oportunidad de drenar todo este exceso de energía, de todo lo que puede ser terrible para una persona. Ser ansioso, obsesivo, compulsivo, extremadamente perfeccionista y todas esas cosas que pueden ser complicadas, me ayuda a meterlas en mi trabajo. Es tanto lo que me demanda, que me absorbe toda esta parte, entonces puedo ser capaz de darle una utilidad a todos esos rasgos de mi personalidad”. Explicó.

¿Cuál es la inspiración para hacer este tipo de cuadros? 

La investigación científica siempre ha sido la columna vertebral del trabajo de Damián. De hecho, espera poder hacer un análisis electromagnético de su cerebro para ver cómo funciona su cerebro, qué mecanismos se activan durante la reflexión y creación, y así entender su tipo de cognición. Espera realizar este análisis dentro de su taller y no en un laboratorio, de este modo disminuye el sesgo.

“Me interesa comprender los procesos cognitivos de la mente humana y las funciones cerebrales que intervienen en el pensamiento creativo, por lo que he centrado mi interés en  la comprensión de procesos cerebrales que conectan el sistema límbico y el neocortex, a fin de establecer la influencia de la emocionalidad y la percepción visual. Actualmente mi objeto principal de estudio es mi propio cerebro, mi conducta y mi tipo de cognición”.

brokentime_alltogether

¿Qué otros proyectos tiene Damián? 

Uno de los proyectos más importantes para Damián se presentará en el Museo de Arte Moderno el 9 de noviembre.

“Es una subasta de arte, y de esto vive la Fundación México Vivo, que ayuda a la juventud a la prevención de ITSs, y da educación sexual para jóvenes. 40% de sus ingresos al año provienen de la subasta. Les he donado una obra que quiero muchísimo; ‘Angiografía  segmental Grupo 2′”. Explicó.

“Claro que me genera orgullo exponer en el Museo de Arte Moderno. Pero más allá de eso, me encanta que no sea algo vacío, y el dinero que la gente pague se vaya a una causa verdaderamente importante. Más importante que yo, mi vida y mis cosas, porque involucra a otras personas”. Explicó Damián.

¿Qué planea para el futuro? 

“Mi propósito es llegar tan lejos como sea posible. Para esto se necesita trabajar duro, y hay muchas maneras de hacerlo, pero mi apuesta está en mi fórmula; una propuesta que integre la investigación científica, las comunicaciones y el impacto social, de cara al futuro y sus desafíos”

Estoy en una etapa de mi vida muy compleja porque estoy a punto de dar pasos muy claves en mi carrera. Estuve trabajando muy duro en este primer semestre para sacar adelante unos proyectos, como el de México Vivo. Enfermé de la espalda y las semanas en cama me sirvieron para cuestionarme lo que viene para mí y mi carrera. He clarificado las posiciones que tengo, cómo quiero hacer las cosas, comunicar, e impactar”. Explicó Damián.

angiografia_grupo2_1

Una de sus decisiones más importantes es haberse decidido a usar lo que aprendió durante su etapa como comunicador para poder apoyar a que su trabajo llegue a más personas. Damián había evitado mostrarse frente al público porque buscaba que la gente tomara su trabajo en serio.

“Estoy decidido a que mi trabajo salga adelante porque es bueno, si es que lo es. No quiero que la gente entienda algo equivocado, no quiero distraer la atención de mi trabajo y mi investigación”. Expresó.

Ahora, Damián es mucho más abierto. Deja que la gente vea su taller, su forma de trabajar, que opine, que interactúe con él. Busca usar sus redes sociales inteligentemente, porque “como artista millennial que soy, busco hacer un tipo de carrera con las herramientas que están disponibles ahora para comunicar. ¿Por qué no aprovechar el poder de comunicación del internet?”

“Estoy tratando de mostrar mi trabajo a mi manera. Que se entienda, que le lleve algo a la gente. Y sobre mi vida personal lo único que puedo decir y que vale la pena contar es que nací en una montaña aislada, estudié en escuelas rurales, me desarrollé en momentos críticos de mi país y pasé muchas necesidades. Y lo que sea que haya construido hasta ahora ha sido producto de mucha disciplina.  Eso es lo que soy y desde ahí emanan las historias que subyacen en los hilos de mis cuadros”. Finalizó Damián.

Sin comentarios